Felix Toledo, pintor valenciano,  es un apasionado del pop art que se inspira en la estética de la vida cotidiana y los bienes de consumo del siglo XXI. Todo ello combinado con la modernidad y la perfección que tanto caracteriza a este pintor valenciano. Sus obras de arte ofrecen una visión diferente sobre momentos o situaciones cotidianas en las que prima la alegría, el amor y la seguridad. El pop art realza aspectos de la cotidianidad en la que se vive o en las películas, haciendo al público parte integrante de las obras.

Características del pop art

Felix Toledo pretende llegar al máximo público posible, sin elitismos ni exclusiones. El mensaje de sus obras de arte es sencillo y claro, y se dirige al común de la sociedad. Gracias a la originalidad, los cuadros de Felix Toledo logran captar la atención de todos los públicos. El color y la provocación de su arte no deja indiferente a nadie.

En sus obras de arte es imprescindible recalcar sus líneas oscuras, todas ellas con un trazado perfecto (sin que se noten las pinceladas), consiguiendo con ello un gran realismo en los rostros. Además su técnica logra una personalidad muy definida de las figuras que aparecen en sus obras de arte.

Otro de los aspectos más destacados del pop art es el erotismo de las obras y Felix Toledo también hace uso de este toque tan personal. Entre los cientos de cuadros de Felix Toledo cabe destacar que algunos de ellos presentan desnudos sensuales o escenas eróticas que no dejan indiferente al público. Su realismo es extremo y enamora.

Si tienes la ocasión de dejes de visualizar el portfolio de Felix Toledo, pintor valenciano, que consigue ofrecer una visión más moderna y enamoradiza del arte. Provocando muchísimos sentimientos.